Inicio » Faq

Preguntas más frecuentes

Listado de preguntas más habituales en relación a nuestra Oficina Virtual, Repartidores de Costes, Calderas, Real Decreto de Individualización de consumos, y Contadores.
¿Qué es un repartidor de costes de calefacción?

Los repartidores de costes de calefacción son dispositivos de medición que deben ser instalados en cada uno de los radiadores de la vivienda, siguiendo las normas de montaje establecidas en la norma UNE-EN 834.
Son pequeños, fiables, de fácil instalación y su lectura se realiza vía radio, no siendo necesario acceder a las viviendas.
Constan de una carcasa, dos sensores de temperatura: un dispositivo de cálculo, una pantalla, una fuente de alimentación y un sistema de sellado que evita las manipulaciones no autorizadas de los dispositivos.

¿Cómo funciona un repartidor de costes de calefacción?

Los repartidores de costes de calefacción miden dos temperaturas, la de la superficie del radiador y la temperatura ambiente de la habitación donde el radiador se encuentra instalado. Con las temperaturas obtenidas, son realizados los procesos de cálculo de consumo individualizado por radiador. Todos los repartidores actuales basan su funcionamiento en la norma UNE-EN 834.
El repartidor empieza a registrar consumos si:
La diferencia de temperatura es de al menos 4ºC entre el radiador y el ambiente, entonces se supone que el radiador está calentando la habitación y por tanto, en funcionamiento.
En verano, el radiador tiene una temperatura mayor de 40°C (junio-septiembre) o en invierno mayor de 29°C (octubre-mayo).

¿Qué preguntas tiene que hacer la Comunidad de Vecinos antes de decidirse a elegir un repartidor de costes?

El repartidor de costes debe haber sido fabricado de acuerdo a los estándares de calidad europeos exigibles (que tenga marcado CE, que esté fabricado según la norma UNE_EN 834, que tenga certificado de verificación firmado por un laboratorio independiente y homologado, etc.), y por otro lado, que el repartidor sea instalado por uan empresa acreditada. Por último, si el radiador esta cubierto por un cubre radiador, cortina,etc. ¿ Se utilizan repartidores de costes de calefacción con sensores externos?

¿La instalación de los repartidores es molesta?

No, la instalación es muy simple y se puede tardar unos 10 minutos en colocar el repartidor de costes por cada radiador, sin necesitarse obras de ningún tipo. Se recabarán todos los datos iniciales de cada uno de sus radiadores para asegurarnos la calidad del resto del proceso: de la vivienda y de los equipos instalados: número de serie de cada dispositivo, donde se ubica cada uno, tipo de radiador, etc. Esta información es importante para luego conocer el consumo de cada radiador por separado.

¿Son recomendables los repartidores para todo tipo de instalaciones de calefacción central?

Hay dos tipos de distribución de la calefacción, en el segundo sistema se utilizan los repartidores de costes.

¿Los repartidores de costes se pueden instalar en todos tipos de radiadores?

Los repartidores de costes se pueden montar en todos los radiadores más comunes del mercado (por columnas, por módulos, toalleros, de panel, de tubos…) y de cualquier material (acero, aluminio o hierro fundido).

¿Por qué no se puede instalar en cualquier lugar en el radiador?

No. Es muy importante el lugar del radiador donde se instala el repartidor. La norma UNE EN834 define esta posición claramente y una colocación incorrecta dará lugar e medidas erróneas. El repartidor de costes fue ensayado en una posición definida por la norma y la medición en condiciones de trabajo ha de hacerse en la misma posición.

¿Existen situaciones donde no se pueden instalar los repartidores de costes?

En algunos casos, no se pueden instalar, por ejemplo: Calefacción en el techo, , sistemas de aire caliente, instalaciones a vapor en lugar de agua caliente, toalleros combinando agua caliente con resistencia integrada enchufado a la red, calefacción en superficie del suelo, calefacción con temperatura de funcionamiento de agua caliente inferior al 35ºC, Fancoils.

¿Dónde se instala un repartidor con sensor externo cuando hay cubre radiador?

En caso de que el radiador esté protegido, la utilización de un repartidor de costes sin un sensor externo distorsionaría la medida del consumo. Este tipo de instalación siempre es necesario para asegurarnos que las mediciones de las 2 temperaturas son correctas y por tanto el reparto del gasto de calefacción justo.
Si el repartidor de costes tuviera los dos sensores de temperatura (el del radiador y el de la habitación) dentro del cubre radiador estaría registrando una temperatura de la habitación mucho más elevada que la real. Por tanto, el cálculo de consumo de calefacción del radiador que está consumiendo ese radiador sería erróneo y el reparto del gasto por vecino injusto.

¿ Por qué es necesaria la instalación de sensores externos en radiadores con cubre radiador?

Sí. El repartidor de costes tiene dos sensores, uno mide la temperatura en el radiador y el otro está calibrado para medir la temperatura de la habitación. En el caso de existir un cubre radiador el ambiente en el interior de este no es claramente el mismo que en la habitación. Para medir el ambiente en la habitación se hace necesario instalar un sensor que mida la temperatura real de la habitación. Esto está perfectamente regulado en la norma EN834.

¿Realmente se ahorra energía?

La Universidad de Alcalá (UAH) ha realizado un estudio en edificios instalados con repartidores de costes de Ullastres –el primer estudio de estas características realizado hasta la fecha en España- comparando los consumos de calefacción de sus vecinos antes y después de la instalación de dichos dispositivos, y el ahorro medio obtenido por estos vecinos en su gasto en calefacción ha sido del 24,9%. Existen numerosos estudios realizados por diversas entidades independientes o gubernamentales (p.e. IDAE - Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, un organismo adscrito al Ministerio de Industria, Energía y Turismo), que muestran ahorros potenciales de hasta un 40%.

He visto que se prometen ahorros de hasta un 20% de gasto de calefacción pero yo no los consigo en mi vivienda, ¿Por qué?

Los ahorros publicados por IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético), AERCCA y otros estudios hacen referencia a ahorros medios conseguidos en el consumo de la caldera, no a nivel individual de cada una de las viviendas.
Además el ahorro conseguido se refiere a litros de combustible consumido por la caldera, y hay que tener en cuenta la variación en los precios que sufre el combustible continuamente así como que la temperatura un año puede ser muy diferente a la de otro año, de forma que el año más frío el consumo será mayor.

¿Cómo puedo optimizar mi consumo y ahorrar en mi factura de calefacción?

Para optimizar mi consumo la instalación de repartidores de costes de calefacción requiere de elementos adicionales que ayuden al ahorro, tales como válvulas con cabezal termostático, un equilibrado de la instalación hidráulica termostatos, un buen aislamiento, etc. El repartidor de costes no ahorra solo, si registra consumo y es un incentivo para que cambia su forma de utilizar su calefacción y le permite poder controlar su consumo individual, ahorrar y pagar solo por lo que usted ha consumido.

¿Cómo se calcula el consumo de calefacción de cada radiador?

El consumo del radiador es el resultado de multiplicar las unidades de consumo registradas en cada repartidor de costes de calefacción por un factor corrector K que es diferente para cada tipo de radiador. Ese factor corrector es el que hace que podamos comparar la lectura hecha en radiadores de diferente tipo, por ejemplo un radiador de aluminio plano con uno de columnas de fundición.
El valor que se ve en la pantalla del repartidor no es el valor de consumo real, es sólo un número que ha de ser convertido a un valor de consumo real. Para esta conversión empleamos el factor corrector K que tiene en cuenta todas las características del radiador donde está instalado, su forma, medidas, el material del que está hecho, etc. (Es evidente que un radiador grande de salón emite más calor que uno pequeño de un baño por ejemplo).

¿Qué es una vávula termostática?

Las válvulas con cabezal termostático son dispositivos que instalados en cada uno de los radiadores permiten ajustar el caudal de agua caliente que circula en su interior, consiguiendo con ello el control de la temperatura de cada una de las zonas de la vivienda.

¿Qué incluyen los llamados “costes fijos” en calefacción central?

En los costes fijos se engloban todos aquellos gastos que no tengan que ver con el consumo, como pueden ser mantenimiento de caldera y tuberías, consumo eléctrico, etc. Los costes fijos se han de repartir entre los propietarios por coeficientes.

¿Cómo funciona una vávula con cabezal termostatico?

Tiene un elemento sensor ajustable a voluntad que mide la temperatura de la habitación. Según se acerca la temperatura ambiente a la deseada, el cabezal termostático procede a realizar el cierre de la válvula termostática reduciendo el caudal de agua caliente que circula por el interior del radiador. El enfriamiento del radiador, se produce de forma paulatina de abajo hacia arriba, pudiendo incluso quedar totalmente frío. Cuando el cabezal termostático detecte que la temperatura ha disminuido por debajo de la temperatura especificada, la válvula termostática abrirá nuevamente el paso de agua al radiador para volver a calentar la estancia.

¿Quién y cómo se determina el porcentaje del “coste fijo”?

El porcentaje de gasto total que se considera fijo no está definido por ninguna ley en España. La Comunidad de Propietarios decidirá qué porcentaje quiere que se considere fijo a repartir por coeficientes entre los vecinos y qué parte será consumo.
En otros países europeos existe legislación concreta acerca de esto, pero en España es decisión de cada Comunidad. Se aconseja tomar valores entorno al 30% o 40% para los gastos fijos.

¿Cómo se reparte el gasto en agua caliente cuando la caldera es para ambas (calefacción y agua caliente)?

En las calderas centrales de calefacción, la individualización es, en muchos de los casos, inviable. Para esos casos la mejor solución son los repartidores de costes de calefacción. Si la caldera da servicio tanto al agua caliente como la calefacción, en primer lugar es preciso, si no están instalados, instalar contadores de agua caliente que midan el consumo de cada vecino. Y a la hora de repartir los gastos totales de la caldera, la propia Comunidad de Propietarios decide qué porcentaje de consumo dedica a cada consumo.

¿Cómo es el recibo de calefacción con este sistema de reparto?

El consumo de calefacción de cada radiador en € se calcula como: Consumo radiador (€) = ( Cact – Cant ) x K x P Donde: Lectura actual del repartidor de costes de calefacción.
Lectura del repartidor de costes de calefacción al inicio del periodo de facturación.
Factor de conversión, diferente para cada radiador, que está condicionado a la correcta instalación de los repartidores de costes. Este factor es calculado, para cada tipo de radiador, en laboratorios homologados formando parte de una extensa base de datos que obra en poder de Ullastres, S.A.
Precio de cada unidad consumida de calefacción que El precio (P) de la unidad de calefacción es único para todo el edificio, y se obtiene en función de los costes totales de calefacción del edificio (Σ combustible, electricidad, mantenimiento, etc.)

¿Quién establece el factor K de facturación?

Este factor es calculado, para cada tipo de radiador, en laboratorios homologados formando parte de una extensa base de datos que obra en poder de Ullastres, S.A. La definición de las pruebas de ensayo, así como la metodología de cálculo del factor K están totalmente especificadas en la Norma UNE 834.

El consumo final en mi factura es diferente que el total de lo que indican mis repartidores. ¿Cómo es posible?

Los valores reflejados en la pantalla se utilizan para el cálculo del consumo del radiador, y deben ser convertidos en valores que midan el consumo de calefacción. Para eso es preciso considerar las características del radiador (la forma del radiador, sus medidas, la superficie de contacto y el número de elementos, ...). Con esta información Ullastres dispone de una base de datos de radiadores en la que nuestros expertos buscan el radiador concreto, y asignan a ese repartidor y a ese radiador el llamado factor K de facturación.
Ese factor K, cuyo cálculo se basa en las especificaciones técnicas definidas en la norma UNE-EN 834, es el factor por el que se multiplica la lectura del repartidor para calcular el consumo de ese radiador en concreto.
En su factura individual usted puede ver como las lecturas indicadas en las pantallas de cada repartidor serán transformadas en consumos de calefacción tomando en cuenta este factor K.

¿Cuándo empieza a registrar consumo un repartidor de costes de calefacción?

Los repartidores estarán montados directamente en los radiadores. Tienen dos sensores de temperatura. El sensor 1 mide la temperatura del radiador, y el sensor 2 mide la temperatura ambiente de la habitación. Si la diferencia entre la temperatura del radiador (sensor 1) y la temperatura ambiente (sensor 2) es mayor a 3ºC, el equipo empieza a medir consumo. Cuanto mayor sea esta diferencia más rápido avanzan las unidades caloríficas que se consumen. El consumo realizado por los radiadores queda reflejado en la memoria del dispositivo, la cual se recupera cada vez que se realiza una lectura de los equipos vía radio. Tambien se ha de cumplir alguna de las siguientes condiciones:
• Temperatura del radiador superior a 23ºC y una diferencia de temperaturas entre radiador y ambiente de más de 4ºC
• La temperatura en el radiador es de más de 29ºC en invierno o mayor de 40ºC en verano.

¿Se toma en cuenta orientación o ubicación de una vivienda?

La norma UNE-EN834  no dice nada sobre tener que incluir también orientación (Norte o Sur) o planta en las facturas individuales de consumo de calefacción.

¿Me pueden facturar por un calor no proporcionado por el radiador?

No le pueden facturar por un calor no proporcionado por el radiador. El repartidor sigue funcionando correctamente utilizando sus 2 sensores de temperatura. El repartidor considera que solo existe consumo en el radiador cuando ambas temperaturas se diferencian en más de 4 grados, es decir, si la estancia está, por ejemplo a 21º y el radiador está a 30º, el repartidor estima que el radiador está en funcionamiento. Si la estancia estuviera ya caliente (por ejemplo si hubiera una estufa) la diferencia entre la temperatura del radiador y la estancia serian muy parecidas y el repartidor entendería que radiador no está en funcionamiento.

¿Cómo se protegen los datos de los repartidores de costes?

Mediante el sistema de radio, todos los repartidores de costes envían sus datos a un equipo que recoge las lecturas almacenadas. Todos los datos enviados por radio son encriptados para garantizar que sus datos personales estén protegidos siempre. Disponemos de una Oficina Virtual mediante el cual cada cliente puede tener acceso a sus propios datos de consumo mediante un usuario y contraseña personal.

¿Cómo se leen los consumos?

Los consumos de calefacción registrados en los repartidores de costes se leen por un sistema de comunicación por radio. Asi:
Se pueden consultar los datos de consumo de cada radiador en nuestra Oficina Virtual y una vez instalado el dispositivo, no habrá necesidad de que nadie entre en su vivienda para tomar lectura de sus consumos.

La pantalla de mi repartidor esta en blanco. ¿Sigue funcionando y puedo ver mi consumo?

Normalmente la pantalla del repartidor está apagada para ahorrar en el consumo de la batería interna. Para ver su consumo basta con apretar una sola vez el botón del repartidor. Lo que puede ver en su pantalla o display (adjuntar imagen del bucle del folleto de instalacion de rcc)

¿Cómo puedo comparar mi consumo actual con el de un periodo anterior?

Existen varias formas de consultar y comparar los consumos de calefacción: Mediante la Oficina Virtual, cada vecino podrá consultar sus consumos recientes e históricos, obtener duplicados de sus recibos de calefacción, etc. y en el recibo individual de calefacción, y de forma gráfica, el vecino puede ver el consumo de las anteriores temporadas de calefacción.
En el propio repartidor, en su pantalla, el usuario puede consultar el valor acumulado de unidades de consumo de la actual temporada.

Si tengo la llave con cabezal termostática cerrada, ¿Por qué registra algo de consumo?

Posiblemente porque la llave no corte bien, sea muy antigua o no funcione o porque la válvula termostática ya no funciona bien. Con radiadores muy pequeños también es posible que después de cerrar la válvula de su radiador quede calor residual del agua caliente que llega al radiador. Esta situación puede ocurrir en todo el edificio y apenas tendrá efecto en su factura.

Vivo en la ultima planta y en mi vivienda el consumo es mayor que en otras ¿Se puede hacer algo para evitar tanto consumo?

Además de evaluar posibles problemas de aire e implantar las distintas soluciones (purgadores automáticos, etc.), la decisión de individualizar, al ir acompañado de un equilibrado de la instalación y la implantación de válvulas termostáticas, ayudará a que el confort en las últimas plantas sea el mismo que en las inferiores.

¿Por qué pago cuota fija de calefacción en verano?

Normalmente, para no penalizar los meses de mayor consumo (invierno) se distribuyen los gastos fijos en 12 mensualidades.

¿Qué incluye el servicio de Ullastres ?

GESTIÓN Y REPARTO DE COSTES DE CALEFACCIÓN
• Instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas en radiadores para instalaciones (para distribución) por columnas. Análisis y auditoría previa de la instalación sin coste para el cliente.
• Lectura vía radio, de los aparatos instalados, con la periodicidad acordada con los clientes.
• Registro y validación de datos de consumo previo a la emisión de los recibos.
• Emisión de recibos individualizados, detallando consumo e importes por vivienda, así como edición de listados en papel y/o digitales, soportes informáticos, según las necesidades de los clientes.
• Mantenimiento de las instalaciones.

ESTUDIO Y CONTROL DE TARIFAS DE CONSUMO
Asesoramiento en los cálculos de precios de agua y energía.
Revisión y actualizaciones periódicas de los precios establecidos, evitando posibles desviaciones económicas.

ASESORAMIENTO ENERGÉTICO
El estudio de datos de consumo de energía, individual y colectivo, nos permiten trabajar en la optimización del funcionamiento de las instalaciones orientados a conseguir la mejora de los rendimientos energéticos y por tanto el ahorro de costes comunitarios.

INFORMACIÓN Y ATENCIÓN AL CLIENTE
Atención personal en oficina, líneas de teléfono especializadas para clientes y administradores, oficina virtual con información detallada.